Una sustancia abrasiva en un asiento de un autobús causa quemaduras graves a dos jóvenes