Marc y Paula habrían sido asesinados por descubrir la plantación de marihuana de Magentí