El surfista Asier Muniain se rompe una costilla al ser engullido por una ola