Ya hay un supermercado para los más "frikis"