El 8 % de la superficie marina de España estará protegida