La somnolencia ha causado más de 800 muertes en 5 años