Mallorca recibe con los brazos abiertos a 6.000 soldados norteamericanos