La mujer más pequeña del mundo, orgullosa de ser diferente