Media Europa manda a la mujer a casa y al hombre a ganar dinero