La explicación tras la 'serpiente de dos cabezas' que arrasó en la Red