La sequía descubre ciudades ocultas bajo el agua de los pantanos