4.000 euros por deshacerse de un cadáver: Las tarifas del "Sr. Lobo español"