Se hace un selfi y destruye 176.000 euros en obras de arte