Scott Kelly, cinco centímetros más alto tras un año en el espacio