Sacó a su hija de El Salvador, pero no pudo salvarla de los pandilleros