Sobrevive a un salto de más de 60 metros en una catarata de Hawái