Llegan a Salou los primeros 4.600 estudiantes británicos ante las quejas de los vecinos