Salamanca estrena su primer semáforo para adictos al móvil