Un sacerdote pagano consigue salir con cuernos en la foto del carné