Guerra de tuits entre el Ayuntamiento y la Comunidad a costa de la contaminación