Cientos de refugiados consiguen huir de la estación húngara de Bicske