Las rachas de viento superan los 100 kilómetros por hora en Bilbao