Una quincena de inmigrantes logra entrar en Melilla saltando la valla