Se puede llegar al orgamos solo con pensarlo