Los daños públicos por los altercados en Barcelona suman 155.000 euros