El proyecto de una mina de uranio divide a los habitantes de una localidad salmantina