La mujer que provocó el incendio en el Hospital de Tenerife estaba harta de que no la atendieran