Un joven de 16 años provoca un accidente por querer evitar un control de alcoholemia