La prostitución, en el limbo legislativo