Se hace viral en Internet el tratamiento de unos ‘desagradecidos’ clientes