'Stop abrazos', en un colegio de primaria