Las procesiones recorren España de norte a sur