Agrede a unos policías y se libra de la cárcel “por ser una señorita”