El príncipe Enrique reconoce haber recibido asistencia psicológica tras la muerte de su madre