El primer fin de semana del año termina con cielos despejados