El primer gran éxodo del año