La primavera de 2018 ha sido la más lluviosa en los últimos 53 años