Ha sido la primavera más calurosa de la historia