Más de 500 agentes controlan la multitudinaria fiesta de las preuvas de la madrileña Puerta del Sol