El presidente de Ryanair responde a las críticas