Una presentadora británica confiesa que le permite a su marido acostarse con otras