Un virus similar a la polio pone en alerta a los médicos en California