La población española aumenta casi 6 millones de personas por la inmigración