Las playas se llenan por el calor, pero en otras ciudades no se soporta