Las playas de Benidorm, las únicas que cuentan con vigilancia 365 días