"Turista, respeta o muere", una de las pintadas anónimas contra el turismo incívico