Un 14% de españolas ha utilizado la píldora postcoital