Sobreviven a la deriva durante tres semanas por el Caribe