El presunto parricidio de Olite podría haberse cometido con una herramienta para sacrificar animales