Las Lágrimas de San Lorenzo: el fenómeno astronómico más seguido